Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

El Círculo o Generalidades – Jorge Adoum

El Círculo o Generalidades – Jorge Adoum

Las Llaves del Reino Interno
2ª Parte · Cap. 1 · El Círculo o Generalidades
Jorge Adoum 

29º Toda sección en el cuerpo tiene una vibración y una ley individual; pero la Ley de las LEYES emana del Absoluto Íntimo.

30º Aspirar y respirar meditando, es el único camino que nos conduce a la única Ley del Reino Interno.

31º El objeto de nuestra unión con el Íntimo es darle libertad de acción más allá de nuestro cuerpo objetivo y ser conscientes de sus obras.

32º La concentración es el puente tendido desde nuestro cuerpo hacia el Íntimo Infinito, cuyo objeto es comunicarnos con EL.

33º Respirar es vivir, meditar es crear.

34º El cuerpo físico es como un país que está gobernado por varias jerarquías de gobierno. Su rey es el Pensador, sus gobernantes son los pensamientos y sus obreros obedientes son los átomos.

35º El Pensador es el Rey que vitaliza y estimula todas las dependencias gubernativas y obreras.

36º Un pensamiento sano, una aspiración pura y una respiración completa y perfecta, vitaliza todo el cuerpo.

37º El valle que separa nuestra mente del YO SOY se puede salvar con la meditación aspirada.

38º Una meditación en lo puro y justo pone en orden la atmósfera de nuestros ángeles trabajadores.

39º Una concentración voluntaria y perfecta une a los elementos de la mente con la conciencia de la Naturaleza.

40º Cuando el hombre medita y aspira, todo su cuerpo se convierte en filtro: absorbe mucha fuerza hacia adentro y esta fuerza forma alrededor del cuerpo una armadura protectora que impide la penetración de las fuerzas destructivas.

41º Hay que meditar hasta obtener un pensamiento propio y una fuerza propia y no acudir a otros seres pidiéndoles protección.

42º El pensamiento propio viene de lo interior y es el que nos guía en el camino de la evolución y la liberación.

43º La meditación en el Íntimo, rasga la atmósfera que cubre la sabiduría divina, herencia de todo hombre.

44º Los archivos de la Sabiduría Divina están en manos de los Ángeles de Luz que nos circundan y viven en nuestro cuerpo; para poseer esta sabiduría hay que conquistar a estos ángeles por la contemplación y la aspiración.

45º El hombre actual trabaja con la mitad de sus ángeles o átomos y cuando llega a estimular a la otra mitad, su unión será consciente y perfecta con Dios y se convertirá en una columna en el Templo del Reino Interno.

46º La Sabiduría Divina es Única, solamente su objetó varía según los ángeles atómicos que le enseñan.

47º El hombre es bueno o malo según la calidad de los ángeles que prevalecen en él.

48º Hay que tener en cuenta, una vez por todas, que cada átomo es un ángel bueno o malo; superior o inferior. Una Inteligencia superior puede comunicarse con la mente humana por medio de sus ángeles superiores y elevados, y una inferior por medio de ángeles inferiores.

49º La salud física, psíquica y mental es el único poder a quien se someten los ángeles buenos internos, mientras que la enfermedad es casi siempre un instrumento de los inferiores.

50º Todo excitante estimula la sangre y con ella los átomos inferiores que se hallan debajo del ombligo. Estos, excitados, obstruyen el camino que conduce al Reino Interno y nos comunican sus propias instrucciones falsas y malignas.

51º Meditación y aspiración puras abren la puerta del corazón que conduce a los diversos departamentos del Reino. La frase, puerta del corazón no es un término poético sino es una verdad: en el corazón se encuentra una pequeña puerta de escape que está custodiada por el Átomo Hijo o Logos quien la cierra y la abre según la calidad del pensamiento.

52º Un pensamiento de sacrificio y salvador puede abrir la puerta del corazón para descender, como Cristo al Infierno, salvar a los átomos de luz encadenados allí y subir con ellos nuevamente al cielo de la cabeza.

53º El Átomo Demonio o Enemigo, que reside en la parte más inferior del Sacro del hombre, intenta siempre enviar sus ángeles malignos o átomos al corazón; pero la puerta está siempre cerrada para ellos.

54º Todas las células del hombre piensan, y toda célula pensante se alimenta de los átomos que penetran por la respiración.

55º El mejor alimento para las células es el pensamiento puro.

56º Un pensamiento puro y una respiración solar, que absorbe la ventanilla derecha de la nariz, queman todos los residuos impuros que posee un hombre desde el pasado.

57º La aspiración, respiración y meditación continuas y puras comunican al hombre con las más elevadas vibraciones de lo Absoluto Íntimo y entonces adquiere un poder mental ingente para dirigir a la humanidad.

58º El hombre tiene muchos enemigos secretos que le perturban durante la concentración y la aspiración; para vencerlos hay que dirigir el pensamiento al plexo Solar en la región del estómago; en este plexo residen las fuerzas lumínicas; estas fuerzas abren el camino al pensamiento y lo conducen hacia arriba, por la médula espinal, hasta llegar a la conciencia de lo Real interno, en donde mora todo saber y toda felicidad.

59º En la médula espinal y sus ramificaciones se encuentran todas las ciencias del mundo desde el principio. Cada inteligencia angelical que reside en estas regiones es un archivo de saber: inventores, poetas, artistas, genios, etc., si son buenos reciben sus inspiraciones de la parte superior, y sin son malos las reciben de la inferior.

Submit a Comment