Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Scroll to top

Top

No Comments

La Libertad

La Libertad
initiare

A todos se nos llena la boca cuando hablamos sobre libertad, pero en realidad, pocos sabemos qué es, verdaderamente, la Libertad.

Todos pensamos que controlamos nuestras vidas, pero eso es una verdad relativa.

Es cierto que nuestra vida es el resultado de lo que hemos pensado y de las decisiones que hemos tomado pero entonces, ¿por qué hay áreas o facetas de nuestra vida que no son lo que esperábamos de ellas? ¿Por qué no controlamos nuestro destino?

Cuando algo nos gusta o nos disgusta, ¿sabemos realmente el porqué de nuestras apetencias más allá del “porqué sí”?

Y, cuando creemos tener una respuesta sobre nuestros gustos, ¿estamos cien por cien seguros de que nuestras conclusiones son auténticas y se corresponden al hecho real?

Todo en esta vida está sujeto a influencias interconectadas que ejercen poder entre si. Pero todas estas influencias parten de un mismo tronco. Éste a su vez, se sostiene mediante diversas raíces.

Las ramas y las raíces son la diversidad. El tronco, la Unidad.

Todo en la Naturaleza obedece a una constante alquímica que dice que lo que está cerrado aguarda su manifestación y que lo manifestado tiende a ensimismarse.

La semilla, excitada por el calor húmedo de la Tierra, hace brotar de si el tronco y las ramas para buscar, en un movimiento vertical, el calor del Sol. Así mismo, mediante sus raíces, se adentra al interior de la Tierra, buscando afianzarse sobre Ella.

Dicho movimiento de expansión, meses o años después, vuelve a sintetizarse, encerrándose en si mismo mediante el fruto. De esta manera, el ciclo se renueva, a través las semillas contenidas en dicho fruto.

¿Qué Fuerza es esa que gobierna nuestras vidas, expresándose de forma cíclica, por encima de nuestra voluntad personal?

El Mago no es más que el estudiante que reconoce esa fuerza organizativa y que, mediante su atención, sincroniza el Ritmo de su vida al de la Vida Universal. Es el ser que abandona su falsa personalidad temporal para asumir su personalidad verdadera y atemporal y, de esa forma, es como experimenta la auténtica Libertad.

Submit a Comment